4 oct. 2010

¿Por qué practicar yoga durante el embarazo?


Yoga Prenatal en el CEMI de Majadahonda

La mayoría de los especialistas coincidirán en que es necesario que la mujer se ejercite de algún modo durante la etapa de gestación. En lo referente al yoga en embarazadas, muchos conocemos de sus beneficios a nivel orgánico, como el alivio de la acidez estomacal, los calambres o el insomnio
El yoga no está contraindicado en el embarazo, se puede realizar perfectamente e, incluso, pueden ser beneficiosas estas posturas de relajación como preparación al parto. Hacia el final del embarazo habría que evitar algunas posturas que hagan gravitar el peso del feto ya evolucionado sobre la pelvis.

No obstante, la práctica de yoga brinda otros beneficios importantes, que lo convierten en una terapia fundamental para las futuras madres. Mediante el desarrollo de las sesiones, la mujer preparará su cuerpo para la hora del parto, manteniéndolo fuerte y flexible.
Asimismo, la gestante entrará en contacto con otras mujeres embarazadas, formando con ellas una red de apoyo e información, muy útil en un momento donde se suelen presentar infinidades de dudas.
 
Mediante los cantos, la respiración y la meditación, se enseñará a la mujer a ser consciente de su voz interior. El embarazo no es sólo un proceso, sino un fin es sí mismo, que debe desarrollarse de la mejor manera.


Publicar un comentario