15 jul. 2013

Lactancia Materna



La lactancia materna NO es lo MEJOR


Así­ de claro.
Lo aclararé aun más: Amamantar es LO NORMAL.
Tal vez pensemos que  si llamamos a la lactancia “mejor”" -”Breast is best”  en palabras del viejo slogan en inglés- La estamos promocionando y defendiendo. Nada más lejos de la realidad.
Todo este embrollo empezó hace muchas décadas, cuando las fórmulas a base de leche de vaca empezaron a comercializarse. Su uso se generalizó tan deprisa; y los intereses de la industria eran tan grandes por promocionarla. Que se vendieron, literal y metafóricamente como algo tan bueno o incluso mejor que la leche materna. Es triste, pero probable, que la mayorí­a de los profesionales sanitarios se  tragaran totalmente el cuento. La “maternidad cientí­fica” o algo así­ le llamaron. Patético.
Casi a la vez, aunque tal vez un poco más tarde, una parte de la población y del sector sanitario mantuvo la cordura y empezó a intentar demostrar que eso no tení­a sentido, porque la lactancia materna era lo mejor
Leer más
Empezó entonces una carrera sin fin, una especie de lucha incansable y maratoniana, por conseguir demostrar estudio tras estudio, meta-análisis tras meta-análisis y estadí­stica tras estadí­stica, que la leche de mujer era mejor para la salud que la leche de vaca modificada.
Empezaba así­, con mucha más pena que gloria:
“La Promoción y Protección de la lactancia materna”
Noble causa donde las haya…y también ingrata, dados los exiguos resultados.
Las tasas de lactancia natural a los 3 meses del bebé se sitúan globalmente en torno al 30% o menos.
Es decir que el 70% de los bebés siguen siendo alimentados con leche artificial ¿Como es posible? ¿Como somos tan irresponsables?
Simplemente porque nunca se ha puesto la leche de fórmula infantil en tela de juicio. Jamás.
Todos y cada uno de las investigaciones planteadas para demostrar que la lactancia materna es lo mejor, tomaron como objeto de estudio por lo tanto como “problema” la lactancia natural… Cuando el verdadero objeto de estudio deberí­a haber sido siempre la lactancia artificial; que es lo nuevo y lo anormal en la naturaleza.
¿Los resultados son los mismos ?
De cara a la opinión pública y en los foros cientí­ficos se ha demostrado que NO.
La gran mayorí­a de las madres, como parte de la sociedad que son, solo quieren hacer “lo normal” lo que hace todo el mundo y lo que está socialmente aceptado y generalizado, es decir dar el biberón.  Que no es “lo mejor”- que la vamos a hacer- pero es bastante sencillo y no parece tan malo. Punto.
Sin embargo la realidad es otra. La leche de bote para bebés es un auténtico peligro para la salud pública. La lactancia materna no reduce el riesgo de NADA. Es la lactancia artificial la que aumenta el riesgo de enfermar y morir de… creo que ya van miles de enfermedades, y sí­ndromes demostrados:
Desde le sí­ndrome de muerte súbita del lactante hasta el cáncer de mama en la madre. Desde la celiaquí­a  a la osteoporosis, de la enterocolitis necrotizante a la obesidad o la diabetes tipo 2…, y un larguí­simo etcétera.
Por no hablar del menor desarrollo  de cociente intelectual que ocasiona  no dar el pecho, o  de los problemas derivados de la falta de ví­nculo y las dificultades de apego madre-bebé…que siempre son mayores en ausencia de amamantamiento.
Es hora de cambiar el lenguaje, es hora de hablar claro, de no eludir responsabilidades y de dejarse de eufemismos  “Para no culpabilizar a las madres”.  Obviamente las madres no tienen la culpa de nada. Si acaso su parte de responsabilidad en la elección.
Más bien esta tergiversación generalizada está hecha para no culpabilizar a los fabricantes de leche artificial.
La responsabilidad ( y hasta la culpa) de seguir promocionando la lactancia artificial y de seguirla manteniendo en el estatus de “normal” es de toda la sociedad, y muy especialmente de los profesionales sanitarios, quienes desinformados y/o corruptos (directamente comprados por la industria farmacéutica) Se siguen llenado la boca con frases tan falsas y envenenadas como :
“Sí­, sí­, dar el pecho es “lo mejor”, pero si das biberón tampoco pasa nada, lo importante es que la madre y el bebé estén  bien”
¿Qué es pues lo que deberí­an decir ?
“Dar el pecho es lo normal, y no darlo ocasiona serios riesgos para la salud, primero del bebé, pero también para la madre a corto y largo plazo, así­ como  graves perjuicios para toda la sociedad”
Sencillo ¿no?
Publicar un comentario