14 jun. 2014

Alimentación complementaria o sustitutoria


¿Alimentación complementaria o alimentación 

sustitutoria?

,
http://mibebecomesolo.com/

Cuando nuestro bebe cumple los seis meses (o desgraciadamente a partir de los cuatro si el pediatra no está bien informado) la enfermera o el pediatra (según el centro de salud) suele darnos lo que yo llamo “la hoja”. Una serie de pautas de alimentación con los alimentos que nuestro bebe “puede o no puede”, “debe o no debe” empezar a comer.
Estas hojas muchas veces son fotocopias de fotocopias y siguen conteniendo las mismas pautas que se daban hace 50 años. Las cosas han cambiado, las recomendaciones de la OMS, UNICEF, AEPED y demás organismos son muy distintas, pero a la mayoría de los padres nos siguen dando “la hoja” como si fuera el santo grial.
No voy a hablar ahora de lo acertadas o desacertadas que son estas indicaciones, de eso hablaré más adelante, hoy quiero hacer notar otra cosa.
complemetariasustitoria

Cuando nos dan “la hoja” nos hablan de que ya es hora de que nuestro bebe empiece con la alimentación complementaria, pero las pautas que nos dan a mi forma de ver no son de alimentación complementaria, son más bien lo que yo llamo “alimentación sustitutoria”. ¿Por qué? Pues porque las pautas que nos dan nos recomiendan ir sustituyendo tomas por comidas, se empieza sustituyendo la toma de la mañana y de la noche por una papilla de cereales, luego la toma de la tarde por un puré de frutas y luego la toma de la comida por un puré de verduras con carne.
Y yo me pregunto ¿Donde esta la “complementación”? Complementar según el diccionario es “Poner un complemento o mejora a una cosa, añadirle algo para completarla” así en principio la alimentación complementaria tendría que mejorar la alimentación que actualmente tiene el bebe, la leche, sea materna o de fórmula que hasta ahora ha sido la base de su alimentación, complementarla sería añadir cosas para completarla, no sustituir tomas alegremente.
Este es el motivo principal por el que muchos bebes experimentan un parón en su crecimiento cuando empiezan con la “alimentación complementaria” no están complementando, están sustituyendo, tomas de leche rica en grasas que es lo que hace ganar peso, por purés de frutas y verduras que es lo que se suele comer cuando se quiere perder peso. Y este es también el motivo por el que muchos bebes se comen esos impresionantes platazos de puré, necesitan comer mucho para tener más aporte calórico, no es que estos bebes “coman muy bien” o “sean unos tragones” es que a estos bebes se les está sustituyendo lo que realmente les alimenta, la leche, así que o comen puré como “unos campeones” o pasan más hambre “que el perro de un ciego”.
Muchos padres se sienten orgullosos de ver a sus hijos comer platos de puré que a un adulto le costaría terminar, piensan que así está “bien alimentado”. No voy a decir que no esté alimentado, que lo está, pero ese niño está aprendiendo a comer cantidades demasiado grandes para el tamaño de su estómago y no aprenderá correctamente a distinguir la sensación de saciedad lo que en un futuro podría acarrearle problemas de obesidad.
No estoy diciendo que la alimentación sustitutoria sea mala, ni que un bebe no pueda estar alimentado así perfectamente, pero no entiendo porqué se empeñan en llamarlo “alimentación complementaria” cuando no complementa nada.
A mi me gusta definir el BLW como “alimentación complementaria a demanda” porque es un método que complementa la leche y es a demanda del bebé.
¿Es mejor el BLW que la alimentación sustitoria? Pues a nivel nutricional ni es mejor ni peor, es distinto.

Publicar un comentario