17 jun. 2015

La hidratación en verano de los bebés

VIDA SANA / FAMILIA /VIDA SANA

¿Deben beber agua los lactantes?

Día 04/07/2013 - 02.38h

La hidratación en verano es esencial y los padres deben tener especial atención con sus hijos. ¿sabes cuáles son los signos de deshidratación?

¿Deben beber agua los lactantes?
No son pocas las informaciones que informan de la necesidad de estar bien hidratados y beber líquidos cuando el calor aprieta fuerte en verano. Sin embargo, hay muchos padres que plantean en consulta sus dudas: ¿Debe beber agua mi hijo en verano si le estoy dando el pecho? ¿A partir de qué edad debo ofrecerle líquidos? ¿Cuántas veces al día? ¿Cuándo puedo darles zumo?
Según Ester Vaquero, del servicio de pediatría del Hospital Clínico San Carlos, para los lactantes, y bebés que tomen leche artificial en biberón, no es recomendable que tomen agua ni en verano a pesar del calor, «ya que la leche contiene sufuciente agua para mantenerlos bien hidratados y, si les diéramos agua, conseguiríamos llenar su cuerpo de líquido y disminuir su apetito a la hora de su toma de leche». Por este motivo, la doctora Vaquero considera que espreferible ofrecerle más tomas, con mayor frecuencia, pero algo más breves.
De o a 6 meses es cuando más problemas sufren de hidratación, por lo que es preciso que los padres no abriguen mucho al bebé y que le tengan siempre a la sombra.
Desde el Hospital Universitario Niño Jesús, el médico adjunto del servicio pediátrico, Jorge Martínez, añade que a partir del momento en que se cambia la alimentación del niño y se introduce el puré de verduras y la papilla de frutas es cuando se le puede ofrecer agua en un biberón. «Si la necesita la tomará, pero si no tiene sed la rechazará y no hace falta insistir. A partir de los 6-8 meses aproximadamente empezará a sentir el gusto por el agua y será a partir del año cuando la pida con su particular lenguaje: "aba"», asegura.
Igualmente recomienda ofrecerle agua entre tomas y no cerca para que no se llene y rechace el alimento.
Clara Esteban, directora médica del Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas, explica que lo mejor es empezar con agua esterilizada o mineral. «Es cierto que casi todas las ciudades y pueblos españoles tienen agua de gran calidad, pero aún hay zonas que no. Además, si en verano viajamos y cambiamos de residencia, es mejor llevar agua mineral o esterilizarla».
Respecto a la introducción de otros líquidos que no sean agua, zumos, por ejemplo, «se puede hacer desde el momento que se le ofrezca al bebé papilla de frutas», —coinciden los doctores consultados—, quienes añaden que es muy positivo que en verano se utilicen frutas con mucho contenido en agua en las papillas.

¿Cuáles son los signos de deshidratación de un bebé?

Publicar un comentario