7 jun. 2018

El ejercicio en el embarazo disminuye las cesareas

¿Quieres disminuir el riesgo de que te hagan una cesárea?: haz ejercicio en el embarazo

¿Quieres disminuir el riesgo de que te hagan una cesárea?: haz ejercicio en el embarazo

Son muchas, yo diría que la mayoría, las mujeres que querrían dar a luz con un parto vaginal, precisamente porque es lo más recomendable para la salud de la madre y el bebé.
Parece sin embargo que es algo que se escapa del control de la mujer, que simplemente acude al Hospital con esa esperanza, sabedora de que en algunos casos el parto se complica y se acaba practicando una cesárea. Ahora, sin embargo, un estudio reciente dice que sí hay algo que puede hacerse para disminuir el riesgo de que el parto acabe en cesárea: hacer ejercicio durante el embarazo.

Cómo hicieron el estudio

El estudio se llevó a cabo en Granada, juntando a varios profesionales de Madrid y Granada con licenciados en Ciencias del Deporte, que idearon un programa de entrenamiento para mujeres embarazadas que no hacían deporte previamente.
Se hizo sobre 510 mujeres que reconocieron ser relativamente sedentarias. Practicaban menos de 20 minutos de ejercicio tres días a la semana. Dividieron a todas las mujeres en dos grupos. Uno de ellos, formado por 255 mujeres, recibió la indicación de practicar 55 minutos de ejercicio aeróbico, estiramientos y ejercicios de flexibilidad tres días a la semana, durante el segundo y tercer trimestre de embarazo. El otro grupo, el de control, formado por las 255 mujeres restantes, recibió las recomendaciones habituales, sin incidir específicamente en un programa de ejercicios.

Menos niños macrosómicos y menos cesáreas

El objetivo inicial del estudio era valorar cómo el ejercicio afectaba a las mujeres a la hora de padecer diabetes mellitus gestacional. Los resultados mostraron que la incidencia no variaba y que, a falta de más estudios sobre ello, no parece que hacer ejercicio pueda servir para prevenir la enfermedad.
Sin embargo, sí vieron cambios en otros factores que estudiaron, que son los que comentamos en esta entrada. Los resultados mostraron que las mujeres que hacían ejercicio según las pautas indicadas tuvieron menos niños macrosómicos (niños con peso elevado), con una reducción del 58%.
En lo que al índice de cesáreas respecta, vieron que el grupo de mujeres que hizo ejercicio redujo el riesgo de tener un parto mediante cesárea electiva en un 34%. Estas mujeres, además, ganaron un 12% menos de peso que las del grupo control.
Así que ya sabéis, parece que lo que la naturaleza espera, lo que le va mejor al cuerpo de una mujer, es moverse, hacer ejercicio, no quedarse sentada esperando al momento del parto, mover los músculos, fortalecerlos, darles elasticidad,... si todo ello sirve para que aumenten las probabilidades de tener un parto normal, a hacer ejercicio se ha dicho. Además, si hacéis ejercicio, tendréis una mejor condición física para después de dar a luz, cuando el bebé puede llegar a agotar física y mentalmente a cualquiera (que sí, que muchos sólo comen y duermen, pero muchos otros son más demandantes y necesitan cuidados y atención a todas horas).
Publicar un comentario